La Arquitectura

La Sagrada Familia presenta una mezcla de modernismo catalán, gótico tardío español, novecentismo catalán y art nouveau. Aunque la iglesia comenzó a construirse durante el Art Nouveau, se le atribuye a Gaudí el haber llevado el estilo Art Nouveau mucho más allá de su aplicación habitual como decoración superficial. 

Mientras que la Sagrada Familia nunca fue destinada a ser una catedral, fue diseñada para serlo en términos de su escala. Con un ancho menor que la mayoría de las otras catedrales de Europa, la Sagrada Familia muestra una compleja sinfonía de secciones, incluyendo numerosos campanarios, tres portales, un deambulatorio con siete capillas absidales, pasillos dobles y torres. 

Lo interesante de todas estas estructuras es lo diferentes que son en términos de diseño y ornamentación. Otro aspecto relevante de la iglesia son los pasajes cubiertos que forman un rectángulo alrededor de la iglesia y que pasan por el eje de los tres portales. Además, a diferencia de la mayoría de las otras iglesias en el mundo, la Sagrada Familia no tiene ángulos rectos exactos, tanto en el exterior como en su interior, y muy pocas líneas rectas en el diseño.

Aún cuando la Sagrada Familia sigue en construcción, las áreas abiertas al público todavía se sienten como un castillo místico salido de un cuento de hadas, con coloridos vitrales enmarcados por columnas de bóveda y un techo intrincadamente detallado.

Qué ver en la Sagrada Familia

feature-box_0

Fachada del Nacimiento

La fachada del Nacimiento, junto con la fachada de la Gloria y la fachada de la Pasión, son las únicas secciones de la Sagrada Familia, que están completamente diseñadas por Gaudí. La fachada del Nacimiento fue construida entre 1894 y 1930 y resulta ser la única parte de la Sagrada Familia que fue completada mientras Gaudí estaba vivo. La fachada del Nacimiento simboliza el nacimiento de Jesús, y en la visión de Gaudí, la vida y la creación misma. Esta es la razón por la que Gaudí incluyó en la fachada una opulenta ornamentación, como animales y herramientas mezcladas con símbolos como el Árbol de la Vida. La fachada del Nacimiento está orientada al noreste y tiene tres entradas que representan los tres valores teológicos, la Fe a la derecha, la Caridad en el centro, y la esperanza a la izquierda, junto con la Puerta de Jesús y el Árbol de la Vida. La fachada del Nacimiento culmina con cuatro campanarios dedicados a San Bernabé, San Mateo, San Judas y San Simón.

feature-box_1

Fachada de la Gloria

Considerada la más importante de las tres fachadas de la Sagrada Familia, la Fachada de la Gloria proporciona a los visitantes el acceso a la nave central de la basílica. Una de las más recientes adiciones al proceso de construcción, el trabajo en la fachada de la Gloria comenzó hasta 2002 y por lo tanto no aún no está muy avanzada. Gaudí diseñó la fachada de la Gloria para representar visualmente la gloria de Jesús y mostrar su ascenso al cielo. Gaudí era muy consciente de que la construcción de la fachada de la Gloria no se completaría en vida y por lo tanto dibujó sólo unos pocos bocetos con una idea general de lo que era su visión, que incluía representaciones de la Muerte, el Juicio Final, el Infierno y la Gloria. Mientras que la mayoría de los trabajos de construcción han sido finalizados, los campanarios dedicados a San Pablo, San Andrés, San Pedro y el apóstol Santiago aún están en proceso de construcción.

feature-box_2

Fachada de la Pasión

Siguiendo los bocetos de Gaudí, los trabajos de la Fachada de la Pasión comenzaron en 1954 y se completaron en 1976. Después de que la construcción inicial fue terminada, se hizo el trabajo decorativo. La fachada de la Pasión está dedicada a la Pasión de Cristo, representada con un exterior relativamente simplista de la fachada, adornado con piedra desnuda. La fachada está tallada con duras líneas rectas para parecerse a los huesos de un esqueleto. La fachada de la Pasión está sostenida por seis grandes columnas que se asemejan a los troncos de Sequoia. Hay un frontón piramidal con 18 columnas en forma de hueso sobre las seis columnas y todo esto culmina en una gran cruz con una corona de espinas. Hay escenas esculpidas en la fachada que se dividen en tres niveles, la última noche de Jesús antes de la crucifixión en el nivel más bajo, el Calvario de Cristo en el nivel medio y la Muerte, Entierro y Resurrección de Cristo en el nivel más alto.

feature-box_3

Las Torres

La visión original de Gaudí incluía un total de 18 columnas, que representaban a los Doce Apóstoles, la Virgen María, los cuatro Evangelistas y Jesucristo. Desde 2010, se han construido 8 torres, junto a cuatro apóstoles cada una en la fachada de la Natividad y la fachada de la Pasión. Las torres dedicadas a los Evangelistas serán coronadas por esculturas con símbolos tradicionales, mientras que la más alta, dedicada a Jesucristo, será coronada por una cruz gigante. Aunque todavía hay mucho trabajo pendiente en las torres, una vez completadas harán de la Sagrada Familia la iglesia más alta del mundo.

feature-box_4

El Interior

Mientras que los fabulosos exteriores de la Sagrada Familia atraen la mayoría de la atención, el interior es una obra de arte en sí mismo. Lo que la mayoría de los visitantes notarán durante su viaje al interior de la iglesia es la magnitud, la luz y la decoración y cuán fuera de lo normal es esta creación de Gaudí. Al igual que el exterior, el interior de la Sagrada Familia también tiene un gran significado religioso basado en el libro del Apocalipsis y los Evangelios. El interior muestra el estilo personal de Gaudí con un enfoque basado en la naturaleza. Por ejemplo, para evitar el uso de contrafuertes góticos, Gaudí creó columnas con forma de tronco de árbol, dando a los visitantes la sensación de estar dentro de un bosque y no de una iglesia. La planta de la Sagrada Familia tiene una cruz latina clásica con una nave de cinco pilares que se abre en un atrio de tres naves adicionales, y un ábside con un gran vestíbulo.

feature-box_5

Cripta del Templo Expiatorio

La Cripta fue el primer lugar de la iglesia que se abrió para el culto y sirve como el lugar de descanso final de Gaudí. La Cripta también resulta ser la única parte de la Sagrada Familia que Gaudí vio terminada. El estilo de la cripta es muy diferente del resto de la iglesia porque el anterior arquitecto, Francisco Paula del Villar, siguió el estilo neogótico de la arquitectura que era muy popular en Europa a finales del siglo XIX. Aunque Gaudí conservó gran parte del diseño de Villar para la cripta, hizo algunas modificaciones incluyendo la ubicación del altar, la escalera y la adición de una zanja para mejorar la iluminación y la ventilación.

feature-box_6

El Museo de la Sagrada Familia

Situado en la planta baja de la iglesia de la Sagrada Familia, el museo abrió en 1961 y como el resto del edificio, fue diseñado por Antoni Gaudí. El museo fue previamente el taller durante el proceso de construcción y muestra dibujos, modelos originales y restaurados de Gaudí. La evolución del proceso de construcción de la iglesia, a través de viejas fotografías y dibujos, también se exhibe en el museo. Mientras que la mayoría del taller fue destruido durante un incendio provocado por los anarquistas durante la Guerra Civil Española en 1936, todavía quedan algunas piezas originales de Gaudí. Una visita al museo de la Sagrada Familia es una gran manera de aprender sobre la vida y el proceso de trabajo de Antoni Gaudí y también para descubrir el largo proceso de construcción de la iglesia.

Selecciona tus Entradas

Entradas con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia
Entradas con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia + Acceso a Torres y Audioguía
Visita Guiada Sin Filas a la Sagrada Familia con Traslados Incluidos
Visita Guiada con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia + Acceso a Torres
Visita Guiada con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia y al Park Güell