Sagrada Familia

1. Compra tus entradas en línea

Con más de 2.8 millones de visitantes al año, la Sagrada Familia es uno de los lugares más visitados de Barcelona. Durante el día, las filas en la taquilla de la Sagrada Familia pueden durar entre 30 minutos y un par de horas. Si a esto le sumas el sol del Mediterráneo en verano, hacer fila puede convertirse en algo muy pesado para cualquier viajeros. Una de las formas más seguras de evitar estas filas y entrar directamente a la Sagrada Familia, es comprar tus entradas por adelantado en Internet. Con tu entrada comprada en Internet, sólo tendrás que pasar el control de seguridad obligatorio (de 10-15 minutos de espera).

2. Reserva una visita guiada

Reservar una visita guiada no sólo te introducirá en la vasta historia y anécdotas de la Sagrada Familia, sino que también podrás ingresar directamente sin hacer filas. Reserva tus entradas para la visita guiada, y así el día de tu visita, sólo únete a tu grupo y entra sin ninguna complicación a esta maravillosa basílica.

3. Elige el mejor momento para tu visita

A diferencia de la mayoría de las atracciones de Barcelona, la Sagrada Familia está abierta toda la semana. Como la mayoría de los monumentos y atracciones están cerrados los lunes, los visitantes suelen tener la misma impresión de la Sagrada Familia. Esto hace que el lunes sea el mejor momento para visitar la iglesia. Si no puedes ir en lunes, intenta visitar la Sagrada Familia cualquier otro día de la semana, justo antes del cierre cuando la multitud es menor.

Selecciona tus Entradas

Entradas con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia
Entradas con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia + Acceso a Torres y Audioguía
Visita Guiada Sin Filas a la Sagrada Familia con Traslados Incluidos
Visita Guiada con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia + Acceso a Torres
Visita Guiada con Acceso Prioritario a la Sagrada Familia y al Park Güell